Ejes del nuevo modelo de currículo. SENTIDO COMÚN Y REALIDAD EDUCATIVA ACTUAL (1)


En nuestra escuela actual: ¿Aprendizaje para crecer o aprendizaje bulímico?

Juan de Dios Fernández Gálvez. Orientador jubilado


Muchas veces, para ver lo que sucede hay que mirar desde fuera, desde dentro los árboles impiden ver el bosque. En mitad de los árboles, no podemos saber si estamos en un bosque o en un grupo desestructurado de árboles. Pues miremos nuestro sistema educativo actual desde fuera.

Estamos en la mejor época de la historia de España en cuanto a escolarización, el 99% de la población entre 3 y 16 años asiste diariamente a un centro educativo. Su inmensa mayoría pasa por un instituto. Nunca hemos tenido más jóvenes estudiando, unos más y otros menos, pero estudiando. Consiguen el Graduado en Secundaria Obligatoria el 75,6% (2019, pg 113), el nivel más alto en nuestra historia, tenemos la juventud más estudiada, pero ¿la que más sabe?

Estudiar no es el objetivo de la escuela, estudiar es una herramienta para aprender, pero no para aprender cualquier cosa, es aprender para crecer, afectivamente, socialmente y cognitivamente. Aprender para prepararse para afrontar la vida en este momento, prepararse para vivir en un mundo complejo, pluricultural y cambiante. Además, esto lo ha de garantizar la escuela para todos y para cada una y cada uno.

Pero, ¿con lo que se hace diariamente en los colegios se consigue?, dicho de otra forma, Cuándo un alumno o alumna aprueba ¿quiere decir que hemos comprobado su avance afectivo, social y cognitivo?, ¿que ha crecido como persona y preparado para afrontar el futuro? O simplemente se ha comprobado que ha sido capaz de memorizar unos temas y mantenerlos en la cabeza hasta el día y hora del examen, aun sabiendo que después lo va a olvidar…(para saber más, De qué hablamos ¿Saber o Aprobar?)

Hagamos una comparación, un símil con la comida y el crecimiento. Comemos para crecer, para desarrollarnos, para tener energía. No todos tenemos las mismas ganas de comer, ni necesitamos lo mismo, ni nos gusta lo mismo…, pero sí tenemos que comer lo necesario para crecer, cada una y cada uno según sus necesidades y posibilidades. No siempre comer significa crecer, desarrollarse. Se puede comer de forma “bulímica” (mucho, rápido y vomitar antes de hacer la digestión), se puede comer mucho, pero desorganizado, o comida poco alimenticia… Alimentarse no es simplemente comer, alimentarse es: comer garantizando los productos esenciales para crecer, comer de forma ordenada, equilibrada, hacer la digestión, para que los nuevos alimentos pasen a reforzar lo que ya teníamos asimilado y comprobar que el proceso ha ido bien, que crecemos y tenemos la energía suficiente para afrontar los retos diarios.


Pues de eso trata las modificaciones al currículo que la nueva ley quiere poner en marcha: de que todo el alumnado coma, al menos, lo imprescindible para crecer, que lo haga de forma pausada, ordenada y con una buena digestión, para aprovechar al máximo el alimento y comprobar que se ha comido y que ha servido para crecer. En escritos posteriores iremos desgranando cómo plantea hacerlo.


Visión global de la LOMLOE

Este artículo es el primero de la serie Ejes del nuevo modelo de currículo. A continuación compartimos un resumen de la serie que se irá publicando próximamente:



*Si quieres consultar el artículo sobre evaluación cualitativa y formativa: Evaluar es muy diferente de calificar, accede aquí.

Entradas recientes
Categorías